Bienvenidos

 Bienvenidos a los páginas en español de Comité de Madres de Reos y Desaparecidos Políticos de El Salvador Monseñor Romero. COMADRES, fue fundada para ayudar a las víctimas y las familias de las victimas de las desaparencias y los asesinatos durante la Guerra Civil en El Salvador. El Comite sigue trabajando poer esa causa y por otros asuntos de derechos humanos.

Favor de usar las conecciones abojo para información sobre nuestra historia, nuerstros proyectos, y nuestro contacto/donación. Además de lo anterior, se puede encontrar una perspectiva general al pie de esta página.


De Desaparecidos.org, un grupo internacional de derechos humanos:

 Comadres fue fundado en 1977; un período en que 'desapariciones' andaban a la orden del día en El Salvador. El grupo se estableció porque los familiares de personas 'desaparecidas' necesitaban compartir el dolor con compañeros y para juntar fuerzas. Hoy en día las mujeres de Comadres trabajan para esclarecer un gran número de 'desapariciones'. Este tipo de trabajo es psicológicamente duro. Por un lado las mujeres saben que sus familiares 'desaparecidos' están muertos, pero por el otro lado, mientras que no han encontrado los cuerpos, mantienen la esperanza que algún día vuelvan. La esperanza también es la fuerza de la organización: la lucha continua.

Entretanto, las mujeres de Comadres han extendido sus actividades. Entre otras cosas están muy activas en la educación de los derechos humanos. Como consecuencia de la 'desaparición' de sus familiares la situación económica de las mujeres se empeoró aún más, aunque muchas de ellas ya formaban parte de las clases económicamente bajas. Algunas tratan de obtener compensación financiera de parte del gobierno. Sin embargo, no es lo primordial. Se considera la rehabilitación social y política mucho más importante. Finalmente, Comadres se preocupa también por el acompañamiento psicológico de estos niños que tienen un trauma de lo que han vivido en la guerra civil.

El 16 de enero de 1992 un acuerdo de paz fue firmado que puso fin a la guerra civil. La paz regresó al país, pero no solucionó los problemas. Después de la publicación en marzo 1993 del informe de la Comisión de la Verdad (de la ONU) el gobierno salvadoreño promulgó la ley de amnistía total. Las víctimas de violaciones a los derechos humanos corren el riesgo ahora de encontrarse en la calle con sus verdugos. Otro efecto indeseado del acuerdo de paz fue que el apoyo desde el extranjero para Comadres se encuentra entorpecido. Ya que para muchos extranjeros los problemas en El Salvador se solucionaron. Sin embargo, no se dan cuenta que los escuadrones de la muerte todavía están activos y que ahora es cuando el trabajo real, la lucha contra la impunidad, empieza.